El Ars, panacea o quimera

Rueda luliana del Ars. Monasterio de Miramar. IRU, S.L.

Alrededor de 1274 se retiró al Puig de Randa, un monte situado en el centro de Mallorca, donde se entregó a la meditación y a la contemplación. Allí, donde llevaba vida de ermitaño en una cueva, fue donde se iluminó y decidió escribir su sistema filosófico: el Ars. El Ars (palabra latina que significa ‘Arte’ en castellano) era una técnica compleja ideada por él mismo para interpretar la realidad, encontrar la verdad y demostrarla, con el fin de justificar la fe cristiana mediante la razón. Y ese objetivo se conseguía gracias a técnicas racionales semi-mecánicas de notación simbólica y de diagramas combinatorios.

La teoría del Ars, dotada de una vocación universal y de la cual escribió diferentes versiones, partía de principios comunes a las tres religiones monoteístas de la época (cristiana, musulmana y judía) y debía ser infalible en la conversión de los «infieles». Por otro lado, el Ars constituía, según él, un método apto para todas las áreas del saber del siglo XIII (teología, ciencias naturales y humanas). Se trataba de un intento ingenuo y genial al mismo tiempo de mecanizar y matematizar el conocimiento.

En cualquier caso fue una tarea filosófica ingente a la cual consagró su vida y su obra literaria, de tal manera que incluso sus novelas y poesías tenían por objeto la divulgación teológica y la aproximación del lector al Ars.

 

Citas de Ramon Llull

 
«Con el hombre iracundo vale más callar que hablar»
 

Mensajes sobre Ramon Llull

 
Ramon Llull hablaba catalán, occitano, francés, árabe y latín, y promovió el aprendizaje de lenguas.
 

Últimos posts

 
En la primavera de 2010, emprendimos el camino de Santiago...
 
 
Esperamos que la gente joven tenga ahora un sitio web desde...
 

Últimas creaciones