Europa y el Mediterráneo

 

Nápoles

RAMON LLULL EN NÁPOLES

Después de su viaje de 1293 a Túnez, de donde fue expulsado, Ramon Llull llegó a Nápoles. Allí escribió Arbre de Ciència (‘Árbol de Ciencia’), una de sus obras capitales, y el 13 de enero de 1294 finalizó la Taula general (‘Tabla general’). Al mes siguiente predicó a los sarracenos de la ciudad de Lucera, en la cercana región de Pulla. En mayo del mismo año discutió con los musulmanes presos en el castillo dell’Ovo (‘del Huevo’), situado junto al puerto napolitano. Ese mismo mes viajó a Barcelona para regresar a Nápoles en julio, esta vez camino de Roma.

NÁPOLES, ENTONCES Y AHORA

Nápoles es la capital de la región italiana de la Campania y del antiguo reino de Nápoles. Es una ciudad costera y dispone de un gran puerto. Fue fundada por los griegos alrededor del año 600 a.C. y luego pasó a manos de los romanos, los bizantinos, los ostrogodos y los sicilianos. En 1440 fue ocupada por la corona catalano-aragonesa.

En la ciudad se pueden encontrar algunos restos griegos y romanos. La iglesia de Santa Restituta (siglo IV) conserva mosaicos de los siglos V y VI. El castillo fortaleza del Huevo (dell’Ovo) es del siglo XII y debe su nombre a una leyenda según la cual fue edificado, en el islote de Megaride, sobre un huevo de gallina que soportaba toda la estructura. El castillo Nuevo (Castel Nuovo) se construyó entre 1279 y 1282 y fue reformado por Alfonso el Magnánimo (1396-1458), rey de Cataluña y Aragón, que le añadió un gran arco de triunfo. El Castel Capuano debe su construcción al rey Guillermo I de Sicilia (el Malo), que la inició en 1140. Son de estilo gótico la catedral, la iglesia de Santa María Donnaregina, la de Santa Clara y la cartuja de San Martino. El carácter monumental del centro histórico de Nápoles le valió, en 1995, la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Citas de Ramon Llull

 
«No vivas de los demás y vivirás libre»
 

Mensajes sobre Ramon Llull

 
Ramon Llull estudió el Islam y la Cábala con la intención de rebatir la fe de musulmanes y judíos, a los que él consideraba «infieles».
 

Últimos posts

 
En la primavera de 2010, emprendimos el camino de Santiago...
 
 
Esperamos que la gente joven tenga ahora un sitio web desde...
 

Últimas creaciones